Blogia
enter

Alergia en el corazón

Alergia en el corazón Después de bastante tiempo sin hacer una reflexión propia en un artículo, voy a hacerlo. La verdad es que hay muchos temas que me hubiera gustado escribir, relacionados con cualidades/defectos (creo que no son 100% malos o buenos) como pueden ser el amor propio, los celos, etc., pero espero considerarlos en otro artículo.

 

Finalmente he decidido hablar acerca de algo que todos debemos hacer tarde o temprano, el tomar decisiones. ¿Recuerdas la primera decisión que tomaste? Seguramente te pasará lo mismo que yo, que respondo con un rotundo no. Y es que las decisiones que hemos tomado cuando éramos pequeñuelos son las rutinarias que podemos hacer hoy, qué color es tu preferido a la hora de comprarte un suéter, que balón de fútbol te parece más “guay”, que calzado te pondrías para ir a cualquier parte, si prefieres más uno que otro plato del menú, y así podríamos seguir con una lista interminable.

 

Luego llegan decisiones como qué coche te gusta más, (aunque si es como yo te tienes que conformar con el que puedas de 2ª mano, aunque desechando cosas que aunque baratas ofenden la dignidad de uno) o alguna decisión por el estilo que ya es más importante.

 

Si, nuestra vida está llena de decisiones, y todas, consciente o inconscientemente, están llenas de miedos: “¿Gustarán mis bambas o zapatos o haré el ridículo? ¿Acertaré el plato o podría haber escogido otro más suculento? ¿Elegí bien el coche o me han tomado el pelo?”.

Con esto quiero decir que nuestras decisiones están completamente condicionadas, ya pueda ser a las circunstancias del momento (estado de ánimo y del bolsillo, por ejemplo), a la incertidumbre del lugar (qué clase de comida dan en este restaurante, etc.), a la incertidumbre del tiempo (va a durar este producto que elijo), a la opinión del entorno (familiares, amigos…), etc.

 

Si estas decisiones las extrapolamos a las decisiones importantes, es normal que uno se amedrante de miedo solo de pensarlo. Sin duda, la decisión más importante que uno ha de tomar es la de servir o no a Jehová. No es una elección fácil, miles de trabas y dificultades va a tener uno que tener. Sin embargo, si uno ha estudiado y tiene una relación con Jehová, sabe que las recompensas son mucho más grandes.

 

Otras decisiones difíciles como esta empiezan a venir en la época más difícil para tener que tomarlas, en la adolescencia. Una de ella son los estudios. ¿Por qué me decanto? ¿Estudio esta u otra cosa, o me pongo ya a trabajar? Todo esto va a condicionar el futuro laboral de uno (aunque es cierto que se puede retroceder, esto es sumamente costoso, y cuantos más años pasen más lo es). Por eso no me extraña que la Sociedad aconseje que los jóvenes se dejen aconsejar por personas maduras espiritualmente.

 

Otras decisiones difíciles son las compañías que uno quiere tener, si son espirituales y si van a estar no solo en momentos felices, si no en los que estés abatido (esos ya no son tantos/as).

 

Y por último, la decisión de si vas a compartir tu vida con otra persona. Me refiero, evidentemente, al matrimonio. Es inevitable pensar en ello. Aunque es cierto que hay mucha gente que se aventura muy rápido, es una decisión muy seria, ya que afectará a toda la vida de uno. No es de extrañar que tengamos miedo. Sin embargo, por tener miedo quizás uno/a pueda dejar pasar algo realmente maravilloso. Y aunque uno esté bien así (sin nadie), ¿y si no solo pudiera ir bien, si no que pudiera ir DE MARAVILLA? (me gustó esta frase de la película Hitch, ¿que queréis que os diga?). Lógicamente estas preguntas uno/a se las comienza a hacer (si es que es una persona discernidora) cuando conoce a alguien especial. Naturalmente, uno tiene sus miedos, en muchos casos justificados. Yo, por supuesto, tengo los míos. He conocido a mucha gente que una vez me ha conocido ha pensado muy diferente de mí, y más cosas que prefiero no contar, que también tengo un espacio para ser reservado. Pero los mismos condicionantes que uno tiene en las decisiones pequeñas, y que he descrito en unas líneas más arriba, los tiene en las más importantes.

 

En fin, ya sabéis, y cambiando de tercio, huele a aire de primavera, tengo alergia en el corazón; no necesito dinero, voy “sobrao” en el amor (como me gustaría poder decir a plenitud esto).

 

Comentaros que esta primavera promete ser movida, al menos para mí, con 3 bodas por lo menos (quizás haya una cuarta), un albergue y un concierto de El Canto del Loco por el medio. Y encima esta semana va a haber cambios en mi vida. Es decir, demasiado para “mi body”. Quizás luego podré hacer una serie, continuación de la que retransmitían antes, titulada “Aquellos Maravillosos Años”. De momento quiero ir haciendo vídeo clips, quien quiera que se apunte.

 

Por cierto, a ver si hay gente que se mete menos conmigo, que este fin de semana me han llamado “cara de chiste”, y se han metido de muchas maneras conmigo, alguna persona más que otra (ya sabes por quien va). Y sí, es cierto, soy susceptible y probablemente os guste meteros conmigo porque me pico y os produce satisfacción, pero podríais ser un poco más amable, jeje.

 

Saludos y feliz primavera,

 

Isaac, miembro honorífico del Calabazas Club & del Lemon Trip.

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Isaac -

Je...yo no me quiero comprar na nuevo...total,aunq la mona se vista de seda...en fin,a cuidarse y buen fin de!

Araceli -

Alaaaa yo tb quiero bodas!!! Jo, de momento solo tengo dos meriendas y quiero mas aunke.... mirando por la parte buena ... ES UN PASTON asi k os compadezco :P (zari ya intecambiaremos vestidos jijiji y asi como si fueramos de nuevas ;) )
.. a ti isaac eso de prestarte la ropa como que no pero ya te dare animosjejejej

aZaH@rA -

a dos de ellas voy con papá... probaremos suerte XD

Isaac -

Buff..jamacuco por la pasta que te dejas en las bodas...eso seguro

aZaH@rA -

no se que os coceis aquí... (entre comentarios) ¿hablais en morse? vaya tela...

Bueno, ante todo decirte, Isaac, que, tomar decisiones es la única libertad del hombre... asi que considero que es un privilegio y don que se nos ha dado, el libre albedrío, el poder de escoger sobre nuestra vida. ¿Qué mas queremos?

Hay que ser valientes y no dejar de hacer o decidir cosas por temor... temor a equivocarnos... equivocarnos y rectificar (o no) forma parte de nuestra vida y formación como personas.

Ser valiente no consiste en no sentir miedo, sino en sentirlo y aún así continuar adelante.

Por cierto, yo tengo que decir que tambien tengo una primavera-verano con 4 bodas... puaaaj me va a dar un jamacuco... (palabro andalussss tipycal).

BESITUSSSS

Isaac -

Josep: Es cierto lo de mejor no hubiera salido o debería haber salido. Pero en cuanto a eso, mejor es no pensarlo. Ara bien si me quedo en casa y el barça pierde, pos me mosqueo, jaja. La verdad que no pensé en eso cuando hablé de decisiones, pero si tendrian q ir incluidas!
Je, lo de los cambios iba por el cambio de oficina, como algunos sabéis, me han cambiado a la 0046, en Molins.
Mmmm...no quiero meter leña en el fuego, pero comenzaste tú metiéndote conmigo.
Juas juas, tiras con bala...y ara la pregunta: \"¿quién es ese hombre?, que me mira...jajaja. Por cierto la frase con cabeza, pero si no pruebas no lo sabrás me suena mucho de haberla oido...jaja, creo q ya sé quien es!Cuidao a quien haces tus confesiones pezqueñina!

Araceli -

Esta semana cambios en tu vida? Porque?... ala yo me quiero enterar... ;) ejjejej

Y yo no me metí contigo, solo lo justo y necesario para devolvértelas jajajaj :P pero hay que recalcar que me lo he pasado genial este finde, me he reido bffff más de lo normal (que ya es decir)

y con referencia a los miedos... quien no tiene miedo de comenzar algo nuevo? de que la otra persona opine como tu, que te pueda cambiar ese sentimiento, que no encajes, ... muchas cosas pero es un tema que estos dias le he dado muchas vueltas y con buenos consejos me han dicho \"con cabeza, pero si no lo pruebas no lo sabrás\" y creo que es cierto, por mucho miedo que tengamos a algo no tenemos que dejar que nos invada por completo.

... ale ahí va esa....

Josep -

Hola!! Aquí tienes ese comentario soñado.

Sabes? Pienso continuamente en cuanto a las decisiones. Pero no tan importantes decisiones, sino mucho más triviales, pero que su resultado afecta en gran manera.

Por ejemplo: voy o no voy hoy al cine? Venga, va, no me apetece, pero voy. Y entonces conoces a alguien que hace que tu vida cambie. Cómo sería si no hubieras ido?

O más allá... Conoces a alguien... Con el tiempo descubres que es aborrecible. Tu y yo, por ejemplo sabemos de alguien, pero por conocer a esa persona luego has conocido a muchas más que valen muchísimo la pena. Quizá a veces piensas \"ojalá no hubiera conocido a tal\", pero ¡no! porque entonces no conocerías a tal, y cual...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres