Blogia

enter

Canciones Breakin'Ice

Canciones Breakin'Ice

Hola a todos! Estas son letras de canciones que he hecho, a ver que os parece o como lo enfocaríais…son para BREAKIN’ICE...COMENTAR por favor.

LIBERACIÓN 

Estuve mirando la luna,

Después de haber recibido la peor de las duchas,

La de refrenar esos impulsos

Que por ti siento de verdad.

 

He estado mucho tiempo callado,

Pero ya no aguanto más,

Hoy me voy a liberar,

y me voy a lanzar.

 

Quizás me lo decías desde el primer momento,

Con tus miradas y ese atrevimiento,

Mas yo, que soy un animal algo lento,

No me enteré hasta que sentí algo aquí adentro.

 

Estoy harto de tener que fingir,

Lo que mis manos quieren abrazar y sentir,

Estoy harto de ser tu peter parker

Sin poder hacerte feliz.

 

He estado mucho tiempo callado,

Pero ya no aguanto más,

Hoy me voy a liberar,

y me voy a lanzar.

 

Miles de promesas hechas en vano,

Que ahora voy a tener que olvidar,

Solo espero poderte cuidar,

Y que de ese chico te puedas desenganchar.

 

No aguanto más ser solo tu amigo,

No quiero quedarme con el que pasará….

 

Estoy harto de tener que fingir,

Lo que mis manos quieren abrazar y sentir,

Estoy harto de ser tu peter parker

Sin poder hacerte feliz.

 

He estado mucho tiempo callado,

Pero ya no aguanto más,

Hoy me voy a liberar,

y me voy a lanzar.

 

Desesperación 

Oigo ruidos a través de la puerta de mi habitación,

Son los chillidos de la desesperación,

Una mujer maltratada,

Un hombre dejado tirado,

Un niño malcriado,

Y yo aquí solo, tirado,

Sucio y abandonado.

 

Recuerdo cuando era niño,

Todo era optimismo,

No sé cuando fue cuando me metí en este abismo,

Que es este mundo absoluto.

 

Sé que venceré,

Sé que existen respuestas,

A los problemas que a veces la vida da,

Sí, tú y yo sabemos de qué va,

Apréndete la letra YA.

 

Aún oigo las risas,

De aquella chica que quería,

De aquellos chicos a los que una vez llamé amigos,

De mis profes que me decían que de esa asignatura no saldría…

 

Sigo aquí, desesperado,

Buscando una salida,

A este mundo maltratado,

Por los que dicen buscar soluciones,

Esos que primero ponen sus condiciones.

 

Sé que venceré,

Sé que existen respuestas,

A los problemas que a veces la vida da,

Sí, tú y yo sabemos de que va,

Apréndete la letra YA.

 

Imagino un futuro mejor,

Ese que tú y yo soñamos

Cuando la ESO era ciencia ficción.

 

Sabes que lo conseguiremos,

Mantén ese sueño,

Esfuérzate con empeño

Y venceremos a quien quiere destrozar el planeta entero.

 

Sé que venceré,

Sé que existen respuestas,

A los problemas que a veces la vida da,

Sí, tú y yo sabemos de qué va,

Apréndete la letra YA.

 

Mi niña 

No logró borrar de mi mente,

La primera vez que me dijiste te quiero,

Esa vez que por primera vez sentí,

Que tocaba el cielo.

 

Pasó el tiempo y se acabó el verano,

Y con él mis esperanzas,

Aún recuerdo ese día en la playa,

Ese en que mi corazón se lo llevó una oleada.

 

Días pasé intentando comprender,

Lo que nadie quiso entender,

Más yo sé que estamos hechos el uno para el otro,

Tarde o temprano te voy a convencer.

 

Sé que te sigo queriendo,

Que siempre será así,

Tú eres mi niña y mi cielo,

Por tu mirada podría hasta morir.

Y si decides esta vez quedarte conmigo,

No te vas a arrepentir,

Porque tengo lo mejor para darte,

Mi vida entera te la entrego a ti.

 

Estuve días confeccionando,

Lo que nunca conseguiré borrar,

Un álbum con tus fotos

y la de los demás.

 

Recordarás siempre cuando hice el ridículo

Solo para hacerte reír,

Cuando me olvide de mi falsa seriedad,

Y te dediqué momentos de verdadera felicidad.

 

Solo dime que esto es de verdad,

Que esta vez no va a ser una casualidad,

Y que a mi lado vas a estar.

 

Sé que te sigo queriendo,

Que siempre será así,

Tú eres mi niña y mi cielo,

Por tu mirada podría hasta morir.

Y si decides esta vez quedarte conmigo,

No te vas a arrepentir,

Porque tengo lo mejor para darte,

Mi vida entera te la entrego a ti.

 

Déjate convencer de una vez

Por lo que oyes en esta cancion

Que yo sé que estamos echos el uno para el otro

Eso lo sabe bien tu corazón.

No tengas miedo a explorar este maravilloso universo,

Que es estar juntos de nuevo,

Deja que te diga una vez más

 

Sé que te sigo queriendo,

Que siempre será así,

Tú eres mi niña y mi cielo,

Por tu mirada podría hasta morir.

Y si decides esta vez quedarte conmigo,

No te vas a arrepentir,

Porque tengo lo mejor para darte,

Mi vida entera te la entrego a ti.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Quiero dedicar este artículo….

Quiero dedicar este artículo….

A todos aquellos que han compartido momentos de su vida junto a mí en este albergue 2007 en Santa Mª del Roure, a todos aquellos que me han hecho vibrar.

Gracias por enseñarme como ser Michael Jackson, gracias por hacerme creer que nuestro grupo está en lo más alto, gracias por seguir las letras de las canciones y animar y botar incansablemente (buf…no sabeis la sensación que es cantar y ver que a la gente le transmites vibraciones positivas….), gracias por haber podido ver otra actuación de Freddy Mercury, al increíble Bisbal, a nuestra amiga y ya “gigoló” Amorral, por esos mega-regalos que nos hicieron reir, por someteros al más cruel e implacable test psicológico, por no ser jacksinhos, por estar costipados (va por ti David), por reír de forma “silenciosa” (ese Carpi), por tener fans que se disfrazan de nosotros, por tener a las chicas que animan el cotarro, por vuestra participación en la Atalaya….en fin, la lista podría ser increíble.

Quedan para la posterirdad frases como: “¿Estáis enamorados?””¿Pero Por qué nos tratais asi?””Esto es increíble””Iván tuvo una caída en plan La pasión de Cristo”…etc. Así como la pelea por comer el flan, rogelios de por medio, etc. Etc.

Espero que podamos disfrutar de más momentos como estos y que nos podamos ver en el paraíso y recordar fines de semanas como este, así que permanecer firmes en la verdad y cuidaros muchos.

P.D. tengo morriña de cantar delante de gente….no sé si lo podré soportar, una vez se llega a la fama….tendré que vigilar no caer en las drogas y demás…jeje

(Salmos 133:1)

Nos mintieron

Nos mintieron

Sí, así es, a todos/as nosotros nos han mentido, de una forma u otra de pequeños.
¿Qué? ¿Pensáis que no es así? Pensar en el sin número de dibujos animados y series televisivas que nos hemos tragado. Aprendimos que las abejas eran dulces y cariñosas, hasta que día que nos picó una de ellas. Aprendimos que los japoneses jugaban muy bien al futbol (a llegar a primer nivel mundial), y que teniendo 15 años se podían meter goles con gran potencia desde más de medio campo...algunos aún siguen intentándolo (aunque yo sí puedo...), y en cuanto al nivel del futbolista japonés, aunque es cierto que ha mejorado bastante, aún le falta para llegar al mejor nivel mundial. Aprendimos que el cariño y el amor siempre vencen al mal, que existen unos osos amorosos en algún lugar del mundo, que las tortugas pueden llegar a pelear muy bien si se lo proponen, que a todos los chinos los entrenan con multitudes de pruebas para llegar a ser los mejores guerreros (humor amarillo), que en algún lugar del mundo existe el coche fantástico (y eso explica lo que valen algunos y las mejoras que se producen), que las playas siempre cuentan con unos/as vigilantes impresionantes y en forma (hay quien sigue mirando cada vez que va a la playa a ver si ese día ocurre), que si uno se lo propone uno puede llegar a ser un héroe, que en algún lugar del mundo hay un gato especial que te da todo lo que necesitas (Doraemon), aunque lo más normal es que te encuentres con uno callejero (Isidoro) o uno casero muy vago (Gardfield), que en un futuro podrás conseguir ese camión que se transforma en un poderoso guerrero, que no existen problemas que no se puedan intentar solucionar, que un jorobado o cualquier ser despreciado de la sociedad puede demostrar a esta lo válido que puede llegar a ser en muchos aspectos y que puede vencer las burlas de los demás que lo acusan de ser diferente, que se puede vencer las desigualdades sociales, sea entre indios y vaqueros o entre cualquier otras personas, que los pitufos son buenos (cosa que nos hacía sentar bien porque éramos bajos de estatura comparado con los mayores), que habían seres en otra galaxia que nos querían, a pesar de ser de un color rosa y llevar unos pinchos muy raros, que el gato que se quiere comer al pájaro es el malo, o que el indio perseguido por el vaquero es el malo, que el coyote que siempre tiene ideas ingeniosas para apresar al correcaminos fracasa por la rapidez y la suerte de este (eso siempre me ha reventado), que en el pasado había unos seres que tenían coches de piedra y se movía con tracción a las “2 piernas”; que los piratas tenían siempre la misma bandera, una calavera con 2 palos cruzados, que las chicas debían ser educadas y femeninas, aunque con carácter, pero respetando que había un horario para llegar a casa (Cenicienta), que existen montañas en Suiza donde se puede tener ovejas, un abuelo fantástico y amigos increíbles, que no se parecen en nada a la vida monótona de la ciudad donde se tiene una profesora autoritaria y aparentemente sin sentimientos; aprendimos que en algún lugar existe Nunca Jamás, donde los niños nunca crecen (a algunos les gustaría haber encontrado dicho sitio, y aquí puede que me incluya, puede que tenga el síndrome “Peter Pan”), que en Estados Unidos hay muchas personas de raza negra, algunos tan graciosos y a la vez pesados como Steve Urkel, que cuando llegáramos a la vida del instituto probablemente viviríamos nuestro primer beso con una chica (cosa que nos costaba imaginar) y tendríamos que convivir con abusones, aunque también con gente muy maja (“Salvados por la campana”), que incluso un ladronzuelo podía llegar a convertirse en un príncipe por su honradez y por amor (Aladdín), que una chica hermosa y a la vez simpática sería capaz de enamorarse de una bestia tan solo por su belleza interior y que algunas de las chicas más guapas esperaban el beso de un príncipe azul (ellas querían ser las princesas y ellos los príncipes).

En fin, todo mentira, ni existen princesas ni príncipes (al menos no como en los cuentos, porque como la boda de el principe y leti no me lo imaginaba cuando era pequeño), ni gente que se fije tanto en la belleza interior (algunos los hay, pero pocos y se hace difícil imaginar), no hay igualdad en el mundo mientras se siga desconfiando de alguien simplemente porque es de otra cultura, forma de ser o color de piel, y no me vale que se diga que es que aquí viene la gente que no quiere trabajar, porque hay buenas/malas personas españolas, sudamericanas, árabes y de cualquier otra parte del mundo. No abundan las chicas, como se las conocía antes, educadas, con decoro y atentas (que no tiene nada que ver con que sea yo machista) y tampoco abundan los hombres con buenas intenciones hacia ellas. Internet ha llegado hasta las montañas de Suiza, y aunque sea una herramienta muy útil para un sinfín de cosas, ha hecho que incluso Heidi pase de estar con Pablo y dar una vuelta con él y viceversa. Y al abuelo lo tiene olvidado y en el asilo. Las personas con deficiencias son en muchas ocasiones gente discriminada por la sociedad y no se les da la debida atención que merecen, en muchos lugares del mundo hay niños como lo hemos sido nosotros que se mueren de hambre mientras muchos de los que han hecho los dibujos que hemos visto cuando éramos pequeños se han ido enriqueciendo (me refiero a las compañías, no a los dibujantes). Leí hace unos meses que Disney (aunque del periódico que lo leí no me fio mucho...) había apoyado la guerra de Irak para beneficiarse de unos terrenos que tenía en un sitio que la administración Busch podía permitir que se los comprase o algo así. Si, la misma compañía que nos ha hecho brillar con películas buenísimas y que nos han encantado. Sea o no cierto, creo que se ha alejado la idea de la que originalmente tenía el bueno de Walt Disney cuando la creó. Cada vez más la gente parece que no escuche a su propio Pepito Grillo, hacen lo que les parece solo pensando en ellos. Quizás acaben como Pinocho, pero sin tener final feliz.

En fin, yo soy de los que creo que aunque nos mintieron, esas mentiras fueron dulces, porque intentaron hacer de nosotros mejores personas, y eso si hay que aplaudirlo. Los niños son y serán de un principio inocentes, y es la vida, las malas compañías y otra serie de factores lo que hacen que se conviertan en lo que vemos de adultos. Quizás de tanto en tanto deberíamos hacer un esfuerzo por pensar en ello. Es cierto que conforme te vas haciendo mayor no puedes estancarte en cuando eras pequeño, que has de madurar e ir espabilándote, para un día poder dar a tu hijo lo que tu has tenido, o si no quieres tener hijos, para poder tener una casa donde vivir y disfrutar de la vida de forma sana. Pero también es cierto que el dejar en el olvido las muchas cosas buenas que teníamos cuando éramos pequeños, la facilidad que teníamos para perdonar, la disposición a aprender y recibir consejos, la inocencia que teníamos al ver a otras personas, viendo lo bueno y no solo lo malo (cuando ahora solo vemos defectos). En fin, así un largo etc. Y en fin, aunque muchos/as puedan haberse sentido desengañados/as por la vida, porque no han podido encontrar a su príncipe/princesa azul, siempre nos quedará pensar que hay muchas cosas buenas por disfrutar, y como no, el meditar en estas cosas nos puede ayudar.

Persiguiendo coches

Persiguiendo coches

Lo haremos todo
Todo
Por nuestra cuenta
 
No necesitamos
Nada 
O nadie
 
Si me pongo aquí
Si solamente me pongo aquí
Querrías ponerte aquí conmigo y solamente olvidarnos del mundo?
 
No sé mucho
Como decir
Como sentir
 
Estas tres palabras
Están dichas demasiadas veces
No son suficientes
 
Si me pongo aquí
Si solamente me pongo aquí
Querrías ponerte aquí conmigo y solamente olvidarnos del mundo?
 
Olvida lo que hayamos contado
Antes que nos hagamos demasiado viejos
Enséñame un jardín que estalle dentro de mi vida
 
Permitamos gastar el tiempo
Persiguiendo coches
Alrededor de nuestras cabezas
 
Necesito tu gracia
Para recordarme
Para encontrarme a mí mismo
 
Si me pongo aquí
Si solamente me pongo aquí
Querrías ponerte aquí conmigo y solamente olvidarnos del mundo?
 
 
Olvida lo que hayamos contado
Antes que nos hagamos demasiado viejos
Enséñame un jardín que estalle dentro de mi vida
 
Todo lo que soy
Todo lo que alguna vez fui
Está aquí en tus ojos perfectos, en ellos lo puedo ver todo
 
No sé ni donde
Confundido acerca de cómo también
Solamente sé que esas cosas nunca cambiaran para nosotros del todo
 
Si me pongo aquí
Si solamente me pongo aquí
Querrías ponerte aquí conmigo y simplemente olvidarnos del mundo?

IDIOTA

IDIOTA

Ya está ahí la Luna.
Que perra la vida y esta soledad.
No quisiera perderme tu tren
y saber lo que es malgastarte.
Podría coger cualquier autobús
con tal de un beso más
pero tengo pesado el hogar
y ya no puedo hacerlo igual.
Puede que mañana me quiera ir.
Y puede también que mañana sea
la vida
y que mañana, no exista mañana.
No soy una niña.
No soy ese duende.
No soy luchadora.
No soy tu camino.
No soy buena amante,
ni soy buena esposa.
No soy una flor,
ni un trozo de pan.
Sólo soy esa cara de idiota
Idiota por tener que recordar la última vez
que te pedí tu amor.
Idiota por colgar tus besos con un marco rojo
por si ya no vuelvo a verlos más.
Idiota por perderme por si acaso te marchabas ya,
y tirar tu confianza desde mi cama hasta esa ventana.
No ves qué fácil ha sido para mí
perderlo todo en un momento.
Por mi miedo a perder,
por mi miedo a no controlar tu vuelo.
No soy una niña.
No soy ese duende.
No soy luchadora.
No soy tu camino.
No soy buena amante,
ni soy buena esposa.
No soy una flor,
ni un trozo de pan.
solo soy
esa cara de idiota
idiota esa cara de idiota
no ves que facil ha sido para mi
perderlo todo en un momento.

Engáñame a mí también

Engáñame a mí también

No estoy enamorado de tí, pero te regalaría mi primera sonrisa del día sólo por saber a qué sabrá tu piel, a qué sabrá tu piel.

Tu arte; el arrastrar palabras donde te escondes. Sólo por los silencios que dejas caer entre tus secretos, me dejaría engañar cada noche de mi vida. Me dejaría besar, me perdería en tu boca.

Sólo quiero saber qué es estar muy cerca de tí, que tus dedos manejen mi espalda. Haz que crees, yo fingiré también, que aunque mañana nos diga que todo acabó, repetiremos cada vez que nos crucemos de nuevo.

Engáñame a mí también, pero tropiézate conmigo. Engáñame a mí también, pero rómpete conmigo. Engáñame a mí también, tengo envidia de sus celos.

Tus ojos contienen a tu alma, que no se escape más; ciérralos ya o engáñame a mí también. Miénteme cuando no esté contigo.

Engáñame a mí también, hazme un sitio en tu recuerdo. Engáñame a mí también, tengo envidia de sus celos.

Amar es combatir

Amar es combatir

Os pongo unas letras de algunas canciones del último disco de maná, Amar es combatir, que tiene buenas canciones, pero sobre todo, letras que al menos a mí me gustan y me tocan. Espero que os guste.Un saludo.

MANDA UNA SEÑALTe quiero, si te quiero
Voy andando como fiera
Tras tus pies, amor.

Te veo y te deseo
Pero tú tienes tu dueño
Y no te puedes safar.

Los días se pasan sin ti,
Las noches se alargan sin ti
Sin tu amor, sin tus besos.

Ay, si tuvieras libertad,
A tu lado yo estaría amor,
Hey, dame, dame una señal,
Cuando seas libre mi amor.

Ay, no lo puedo soportar,
No me quiero derrumbar,
Mándame un mensaje, una señal,
Manda una señal de amor,
Manda una señal amor.

Te veo acorralada,
De unos brazos q no te dejan mover,
Te deseo y me deseas
Pero estas muy aprisionada corazón.

Y no viviré sin tu amor,
Y no parare hasta tener,
Tu amor y tus besos.

Hey, estoy viviendo sin vivir,
Estoy muriendo sin poder morir,
Hey, dime, dime tell me tu,
Cuando seas libre mi amor.

Ay no lo puedo soportar,
No me quiero derrumbar,
Mándame un mensaje, una señal,
Mándame tu luz amor,
Manda una señal amor.

Vivir, sin ti vivir,
Estarse muriendo sin morir;
Estar, sin ti, estar,
Estarse muriendo sin morir,
Amor, donde estarás,
Manda un mensaje, una señal,
Y no, no pararé,
No viviré sin ti amor, no.
  Ojalá pudiera borrarteOjalá y te me borraras de mis sueños,
Y poder desdibujarte,
Ojalá y pudiera ahogarte en un charco,
Lleno de rosas y amor.

Ojalá y se me olvidara hasta tu nombre,
Ahogarlo dentro del mar,
Ojalá y que tu sonrisa de verano,
Se pudiera ya borrar.

Vuelve corazón, vuelve, a mi lado,
Vuelve corazón,
No vuelve, no vuelve, no vuelve, no.

Ojalá y te me borrarás para siempre de mi vida,
Para no volverte a ver,
Y ojala y te me borraras por las noches en el día,
Para no volverte a ver.

Y ojala y te me esfumaras de mis sueños, vida mía,
Para no volverte a ver, no, ni en sueños.

Como puedo yo borrar tus besos, vida,
Están tatuados en mi piel,
Quiero de una vez por todas ya largarte,
Y borrarte de mi ser.

Ojalá y la lluvia me ahogue, entre sus brazos,
Para no pensar en ti,
O que pase un milagro o pase algo,
Q me lleve hasta ti.

Vuelve corazón, vuelve, a mi lado,
Pero, no, no, no, vuelve corazón,
No vuelve, no vuelve, no vuelve, no.

Ojala y te me borraras para siempre de mi vida,
Para no volverte a ver,
Y ojala y te me borraras por las noches en el día,
Para no volverte a ver.

Y ojala y te me esfumaras de mis sueños, vida mía,
Y que no me lluevas más,
Y ojala y que la lluvia me ahogue entre sus brazos,
Para no volverte a ver, no, ni en sueños,
Para que pares de llover,
En sueños, en sueños, oh, oh, en sueños.
  TENGO MUCHAS ALASNo digas q no te ame,
Ni digas q no te entregue,
Mi amor en cuerpo y alma.

Es q yo daba la vida por ti,
Estuve ahí nunca fallaba,
Si me entregaba.

No me aceptaste como soy,
Y cada vez q yo extendí mis alas,
Tú me las recortabas.

Nunca quisiste aceptar,
Todos tenemos un pasado,
Pasado es pasado.

Pero hoy el sol ya esta saliendo,
Y se q tengo muchos cielos por volar,
Y se q el viento nos reparte a todos alas.

El viento me hará volar,
Tengo muchas alas pa llegar al cielo,
El viento me hará volar,
Tengo muchas alas pa llegar al sol.

Nada me puede derribar,
Se q el viento va a soplar,
El viento va.

Yo voy a desplegar mis alas,
Aunq peligre aunq yo me caiga,
Voy a alcanzar las nubes y besarlas.

Y aunq te ame yo ya me voy,
Y aunq te extrañe, hoy no estoy,
Pidiéndote clemencia.

Nunca me quisiste como soy,
Siempre rechazando lo q soy,
No soy lo q has querido.

Nunca lo quisiste aceptar
Todo mundo tiene un pasado amor,
El pasado ya paso.

Pero hoy el sol me esta sonriendo,
Será q tengo muchos cielos ya por volar,
Será q el viento nos reparte a todos alas.

El viento me hará volar,
Tengo muchas alas pa llegar al cielo,
El viento me hará volar,
Tengo muchas alas pa llegar al sol.

Nada me puede derribar,
Hoy mi corazón se eleva,
Voy a volar.

Tengo muchas alas pa llegar al cielo,
El viento me hará volar,
Tengo muchas alas pa llegar al sol,
Y voy a besar el cielo,
Tengo muchas alas pa llegar al cielo,
Voy a llegar, llegar al sol,
Tengo muchas alas pa llegar al sol.
 
ARRANCAME EL CORAZÓN

Yo, sigo solo,
Aquí en mi habitación, solo,
Ya, anunciaste,
Q te vas a marchar, de mi lado.

El silencio del teléfono,
Lo lanzo a la pared,
No puedo más
Prefiero ya, si tú te vas
Te pido.

Arráncame el corazón,
Si tú te vas, arráncame el corazón,
Te pido amor, arráncame la vida,
Te pido amor, arráncame el corazón.

Amor mió,
Q es lo q te pasa,
Dime si hay alguien en medio, entre tú y yo,
Cuéntame todo, yo lo entenderé,
Y si te vas por favor arráncame la vida.

Silencio el teléfono,
Lo lanzo a la pared,
No puedo más,
Prefiero ya, si tú te vas
Te pido.

Arráncame el corazón,
Si tú te vas, arráncame el corazón
Te pido amor, arráncame la vida
Te pido amor, arráncame el corazón,
Te pido amor.

Y sigo esperando,
Q regreses, a mi lado,
Se q pronto entraras en la cuenta,
Volverás, a mi lado.

Arráncame el corazón, si tú te vas,
Arráncame el corazón, te pido amor,
Arráncame la vida, te pido amor,
Arráncame el corazón, te pido amor,
Te pido amor.

Volverás lo se mi amor,
Volverás, lo se mi amor,
Volverás, lo se mi amor
Y sabrás, lo q es amor.

Capitulo 4, página 27

Capitulo 4, página 27

características que suelen tener los psicópatas son la piromanía, la ausencia de sentimientos, el narcisismo, el carecer de sentimientos de culpabilidad y la megalomanía. Muchos en su infancia ya presentan una crueldad enfermiza hacia los animales y las personas que lo rodean, como el caso que el señor Coello ha citado.

- Señor Álvarez, supongo que debe ser una pregunta muy típica, ¿pero el psicópata nace o se hace?- dijo un alumno regordete llamado Edu.

- Es una pregunta típica, en efecto, pero no por ello deja de ser relevante. ¿Hasta que grado sería culpable una persona por sus actos si hubiera nacido ya con esta tara? Eso crearía un dilema ético, moral y judicial. Respondiendo a su pregunta diré que influyen ambos factores. En algunos casos la genética del individuo influye, en otros, son víctimas de graves abusos emocionales y físicos o han vivido en ambientes familiares desestructurados, estresantes y violentos. Pero este es un tema de controversia entre los especialistas, así que no le puedo responder a ciencia cierta.            

Después de que la clase siguiera su curso, los alumnos salieron del aula para hacer un breve descanso. Wesley aprovechó para hacer una ojeada a las noticias del periódico, pasando rápidamente a la sección de sucesos, enmarcados dentro de Sociedad. Una en especial le llamó la atención: “Aparece descuartizada una mujer en un contenedor del barrio del Eixample”. Al parecer la víctima era de unos treinta y cuatro años y respondía a las iniciales de J.M.G. Había sido encontrada dos días atrás por un indigente que regiraba entre la basura, quién inmediatamente avisó a la policía. La victima estaba separada de su esposo desde hacia más de medio año. El esposo era el principal sospechoso pero la policía aún no había esclarecido los hechos. 

- Hay que ver como está el mundo, ¡eh!-dijo Ramón, quién se había acercado para ver que estaba leyendo su colega- Fijo que ha sido el ex que se la ha cargado.

- Podría ser, pero no responde al perfil. Normalmente en un crimen pasional el asesino actúa presa de los nervios o la rabia y suele dejar muchas huellas e indicios. Como mucho lo que hacen es esconder el cuerpo y como hasta que no lo encuentran está desaparecida, tienen unos pocos días para intentar huir de la justicia. Si no recuerda el caso de esa chica, la médica Gloria Sanz. Su compañero sentimental, después de haberla matado, la escondió en un bosque perdido de Vallirana y fue cuando la policía sospechó que él era el asesino que se derrumbó anímicamente y le mostró a la policía donde había ocultado el cadáver. En el caso que menciona el periódico el cuerpo no estaba en un

Capitulo 4, página 26

Capitulo 4, página 26

1930 que le costaría su detención. Tras un atentado criminal fallido contra una mujer, esta hizo un retrato robot de Kürten. Éste, al leer la prensa y ver su retrato robot, se confesó a su mujer quitándole importancia a los hechos como si fueran simples travesuras infantiles. La mujer acudió a la policía para denunciar a su marido, quien fue detenido. Durante el juicio, Kürten se dedicó a escribir cartas a los padres de las víctimas en las que se disculpaba alegando que él necesitaba beber sangre igual que otras personas necesitaban beber alcohol. Finalmente, se le condenó a nueve cadenas perpetuas. Kürten pidió un último deseo: que cuando le decapitara el verdugo, le dejasen escuchar durante unos minutos como su propia sangre goteaba en el suelo. 

- Señor Coello, lo veo inquieto, ¿sucede algo?-dijo un doctor Álvarez que no perdía de vista a su alumno predilecto.

- Lo siento, señor Álvarez. No he podido evitar cuando ha mencionado el tema acordarme del vampiro de Dusseldorf. Es uno de los temas que más me ha fascinado.            

Enrique Álvarez, sorprendido por la afirmación de su discípulo, comenzó a relatar la historia del archiconocido psicópata, para luego preguntar:

- ¿Sabía que Peter Kürten padecía hematodipsia?

- Sí, señor, se trata de una patología que consiste en una obsesión compulsiva por consumir sangre bajo implicaciones sexuales.      

       Una vez más, Enrique Álvarez se quedó boquiabierto. No era frecuente encontrar a un alumno con tanto caudal de conocimiento. Se notaba que era un alumno que le gustaba la materia y que leía e indagaba mucho. - Exactamente. Volviendo al tema que nos habíamos quedado, no todos los psicópatas asesinan. Hay algunos que dirigen empresas-un sector de la clase rió-, otros, que parecen normales, algunos sólo asesinan cuando sienten que ese es el único medio de conseguir su ansiado objetivo, ya sea una perversión sexual, el placer enfermizo de dominar a otro ser y decidir su muerte, etc. Les recomiendo el libro que publicó un colega mío, el señor Vicente Garrido, que es un estudio donde, entre otras cosas, se dice que en España podría haber, ahora mismo, un dos por ciento de la población con la enfermedad y la mayoría lo desconoce. El libro se titula El psicópata- hizo una pausa para beber un poco del vaso de agua que tenía encima de la mesa-. Algunas de las

Capitulo 4, página 25

Capitulo 4, página 25

Capítulo 4

- Hoy hablaremos acerca de los psicópatas-dijo el doctor Álvarez-. Se ha escrito mucho sobre los motivos que llevan a uno a cometer un crimen, pero, a diferencia de los demás crímenes, los psicópatas cometen asesinatos por el placer de matar. Son individuos sin emociones, excepto en situaciones de riesgo.            

Llevaban unos meses de clase, y por fin comenzaban a tocar el tema por el que Wesley estaba más interesado. Se le había despertado el interés de forma especial cuando tenía doce años y vio la película M, el vampiro de Düsseldorf, realizada en 1931 por el director alemán Fritz Lang. En la película se relata la historia de Hans Beckert, un psicópata asesino de niñas que dio origen a una de las obras maestras del cine policiaco de todos los tiempos. La figura de Hans Beckert estaba inspirada especialmente en Peter Kürten. Wesley se sabía de memoria la historia del psicópata ya que se había documentado buscando en varias fuentes diversas. 

Criado en un ambiente deplorable, Peter Kürten era hijo de un padre alcohólico con muy mal carácter, que solía pegar a su mujer y a sus hijos. A temprana edad Peter comenzó a vivir como un vagabundo de pequeños hurtos, dando muestras a tan temprana edad de instintos criminales: disfrutaba estrangulando ardillas, cometiendo además actos zoofílicos con ovejas a las que degollaba una vez alcanzaba el orgasmo. En una ocasión incluso trató de violar a una de sus hermanas más jóvenes. Con treinta años cometió su primer crimen sexual cuando violó y degolló a una niña de trece años. Años más tarde, cuando él contaba con cuarenta años, su vida pareció dar un giro y contrajo matrimonio con una mujer de buena familia. Fue entonces cuando cambió de aspecto, vistiendo con mucha elegancia y porte. Como la mayoría de sádicos sexuales, Kürten parecía llevar una vida normal. Sin embargo, entre 1925 y 1930 se sucedían en la pequeña localidad alemana de Düsseldorf una oleada de crímenes como no se había visto una desde los tiempos de Jack el Destripador en Londres. La policía, con métodos más modernos que los que había podido tener Scotland Yard en 1888, tardó varios años en tener alguna pista del misterioso criminal al que terminaron apodando como el “El vampiro de Dusseldorf” o “El rey del crimen sexual”. Kürten tenía por costumbre el beber la sangre de sus víctimas y, a veces, hacía arder a sus víctimas simplemente para complacerse viéndolas arder en una terrible agonía, como por ejemplo hizo con una niña de nueve años. Hubo varios inculpados hasta que Kürten cometió un grave error en

Capitulo 3, páginas 20-24

Capitulo 3, páginas 20-24

- Bueno, ya sabes lo que dije en la presentación del curso, creo que no tienes ninguna posibilidad-dijo en un tono serio el doctor.

- Si no puede ser, pues no será. Quizás es porque me gustará o valdré más para otra cosa. Pero tengo confianza en mis habilidades y me gusta conseguir lo que me propongo. No lo he decidido porque se hubiera puesto de moda por alguna serie ni nada por el estilo. Ha sido una decisión meditada. Y estoy convencido que, esforzándome lo debido, sumado a la experiencia que pueda adquirir junto a un gran profesional de la materia, podré lograrlo. De todas formas, muchas gracias por advertírmelo, y créame que lo tendré en cuenta.             

Enrique se quedó pasmado y comenzó a estudiar más detenidamente al chaval que tenía delante. Tenía una presencia admirable, se sentaba de forma ni rígida ni informal, su forma de mirar era penetrante y directa a los ojos, aunque su actitud denotaba cierta timidez. No era un chico que se preocupara especialmente por su imagen como los llamados metrosexuales que corrían por ahí, no era ni extremado ni provocativo. Sus entradas, su corpulencia, su manierismo y su manera de hablar hacían que pareciera mayor que lo que su edad decía. Desde luego, este no era un chico corriente. No lo conocía lo suficiente, pero normalmente su olfato no le fallaba. Por primera vez en mucho tiempo, comenzó a notar dentro de él la emoción de encontrar a un alumno capacitado para conseguir grandes cosas. Obviamente, se tendría que pulir y tratar. Un diamante, por muy brillante que sea, tiene muchas impurezas que hay que limar. Pero sería una tarea gratificante.             

Habían pasado unos veinte minutos cuando Wesley salió del despacho del doctor Álvarez. Según él creía, la entrevista había ido bien, pero prefería no hacerse ninguna expectativa. Esta vez sí envió un mensaje a Marta, ya le había dicho que esta vez ya le diría como había ido. Habían pasado dos días desde su primer beso con la morena de los mofletes rojizos, y aún le parecía estar viviendo en una nube.            

Los días se fueron sucediendo pero algo en la vida de Wesley había cambiado. Seguía yendo al gimnasio, jugando a fútbol, disfrutando con su familia de conversaciones mientras cenaban, viendo a Pol cada miércoles y saliendo con sus amigos, pero ahora su prioridad era Marta. Y eso le asustaba un poco. Aunque muy seguro de sí mismo, temía que ella se planteara las cosas y le dejara plantado. Aquel viernes él le había llevado al mirador del Tibidabo, donde se vislumbraba toda Barcelona. Wesley estaba de suerte, el cielo estaba lleno de estrellas que brillaban. Él no le había dicho a Marta donde iban, y le había colocado una venda en los ojos para que no se percatara de la sorpresa. Cuando paró el coche, le ayudó a bajarse del mismo, y, muy suavemente, le fue quitando el trozo de tela que le cubría sus preciosos ojos.

- Ya está-dijo Wesley.

- Es precioso-dijo Marta mientras observaba con atención el paisaje-. ¿Sabes que muchos vienen aquí pero no solo para ver las estrellas, no?- le dijo guiñándole un ojo.

- Sabes que no te he traído por eso. Además-dijo sarcásticamente- hace frío.

- Je, esa si ha sido buena. La verdad es que no me lo esperaba. Muchas gracias.

- Eso no es todo, cierra los ojos.

- ¡Ah! ¿Pero aún hay más? Si que me he portado bien, ¿no?

- No sé, no sé-respondió Wesley divertido-. Toma, una rosa para la más bella de las flores. 

Marta sonrió, olió la rosa y suspiró, la dejó en el coche y abrazó a Wesley con todas sus fuerzas. Le encantaba sentirse protegida bajo aquel cuerpo tan musculoso y fuerte. Además, Wesley le abrazaba con una ternura que le hacía poner los pelos de punta, pero eso era algo que no le iba a confesar.

- ¿Cómo te va con tus tíos?-preguntó Wesley.

- Bien, pero no dejan de pelearse. En el fondo creo que se quieren, pero a veces se me hace difícil verlo. El otro día volví a soñar con mamá.

- ¿Así?

- Sí, ¡me gustaría tanto que te hubiera conocido!

- Ya, y a mi también me hubiera gustado conocerla. Debe de ser maravillosa la persona que ha creado esta preciosidad.

- ¡Eso no lo dirás por mi padre! ¡Porque de maravilloso no tiene nada!                       

Wesley, sin saber que decir, le abrazó más fuertemente y le besó en la frente. Marta estaba sentada apoyando la espalda en Wesley. Hacía un año que conocía a Marta, y al poco tiempo de haberse conocido ella ya le había explicado su historia. El padre de Marta abandonó a su madre y a ella cuando Marta tenía seis años. Juana, la madre de Marta, deprimida antes que su marido la abandonase, se suicidó expresando por escrito, como único deseo, que su hermana y su cuñado se cuidarán de su pequeña, a la que quería.

- Creo que en el fondo creo que ella fue una cobarde y optó por la solución más fácil-dijo una medio llorosa Marta.

- Creo que te entiendo, porque como lo he vivido no te lo puedo decir, pero de todas formas, cuando una persona está deprimida puede llegar a ver el día a día como un desafío, y al final lo que quiere es dejar de luchar. No estoy diciendo que lo justifique, simplemente que es una enfermedad muy grave. De hecho, la depresión se da en la mujer con una frecuencia casi el doble de la del hombre[1]. Factores hormonales pueden contribuir a la tasa más alta de depresión en la mujer. En particular, los cambios del ciclo menstrual, el embarazo, el aborto, el periodo de posparto, la premenopausia y la menopausia. Muchas mujeres tienen más estrés por las responsabilidades del cuidado de niños, el mantenimiento del hogar y un empleo. Algunas mujeres tienen una mayor carga de responsabilidad por ser madres solteras o por asumir el cuidado de padres ancianos. En el caso de tu madre, se juntaron varios de estos factores. Según lo que me has contado, lo más probable es que tu madre padeciera depresión severa, ya que esta se manifiesta por una combinación de síntomas que interfieren con la capacidad para trabajar, estudiar, dormir, comer y disfrutar de actividades que antes eran placenteras.

- ¿Y esto es hereditario?-preguntó una Marta preocupada.

- No te voy a mentir, en algunas familias la depresión severa se presenta generación tras generación. Sin embargo, la depresión severa también puede afectar a personas que no tienen una historia familiar de depresión. Sea hereditario o no, el trastorno depresivo severo está a menudo asociado con cambios en las estructuras o funciones cerebrales. Pero tú no te preocupes, princesita, que a ti no te va a ocurrir nada de eso. Además, estoy contigo para lo que haga falta.

- Je, ¿para que te crees que estoy con un loquero?-dijo ella riéndose- ¿Sabes qué?

- ¿Qué?

- Jamás había estado con un chico como estoy ahora contigo, me refiero a tener estos sentimientos. Había estado con otros chicos, pero solo por curiosidad o porque eran guapos físicamente, no por los mismos motivos por los que estoy ahora contigo.            

Él inclinó su cabeza hacía delante hasta ponerla a la inversa de cómo la tenía Marta. Le sonrió, y mientras le acariciara el pelo, le besó tiernamente los labios. Ella se estremeció, entreabrió sus labios, y el beso se prolongó en una dulcísima cadencia.



[1] Blehar MD, Oren DA. Gender differences in depression. Medscape Women's Health, 1997;2:3. Revisado de: Women's increased vulnerability to mood disorders: Integrating psychobiology and epidemiology. Depression, 1995; 3:3-12.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Futbol...3ª Semana, 2 de 2

Futbol...3ª Semana, 2 de 2

Pues el viernes no hubo doble partido. Llevamos 2 semanas que la pista de Vallirana está en obras... pos na, es lo que hay. Si que jugamos en Barcelona y quedamos 12-8 (ganamos), partido bonito también.

Bueno, merci por to a la trupe de los 9 people de este fin de...ese Passat alquilao!jeje. Bueno companys (compañeros para los de fuera de Catalunya) merci por tot!

 

Futbol...3ª Semana

Futbol...3ª Semana

El viernes pasado no hubo futbol, por eso no escribí nada. El campo estaba en malas condiciones. Hoy en teoría jugaré 2, uno aqui en Vallirana y otro en Barcelona.

El miércoles pasado jugamos contra un equipo de sta. coloma capiteaneado por Judá. La ultima vez que jugó mi equipo con ellos yo no pude ir y perdieron por uno o 2. No juegan mal, pero jugamos un partido impresionante. El resultado es que ganamos 14-1. Estuvimos fuertes en todas las líneas: porteria (Victor), cierres (Jacob con un gol y un servidor con 3) y adelante Jared y Alex que marcaron los restantes. En resumen muy buen partido. Mañana ya os informaré como ha ido hoy.

Espero que os vaya gustando la novela...por cierto, para los que no lo sepáis, me he comprado la camiseta y los calcetines que promociona Henry en el anuncio de Reebok. Mi jugador favorito es Deco y promesa Rosicky, pero Henry me gusta y la filosofía de Reebok encaja con la mía: "Odio perder, pero no me asusta fallar" y "No voy a ninguna parte si no hay una buena razón" son muestra de ellas. A partir de ahora intentaré celebrar los goles no tanto chillando (q algo lo haré) sino con estilo enfadado como él (ya algunas veces lo he hecho). En fin, ya intentaré enseñaros una foto con la camiseta (cuando me llegue). Solo me falta raparme como él (algun dia lo haré).

Henry, nacido en un barrio pobre, tuvo que sobrevivir en la calle, con un futbol duro y seco.

Bueno familia, por ultimo recomendaros la pelicula Antwoine Fisher y Leyendas de Pasión (ese Tristan!). Que vaya bien!

 

Capitulo 3,página 20

Capitulo 3,página 20

profesional, en sus amigos, en su familia, si no en Marta y en como se imaginaba su futuro con ella. Desde luego, mejor de lo que se lo hubiera podido imaginar nunca. Sin embargo, debía ser precavido y asegurarse junto con ella que esos sentimientos, que cada vez iban aflorando más, fuesen una realidad, como parecía que así era. Pero en este caso a Wesley le costaba ser más cerebral que emocional.  

- Siéntese siéntese señor….-volvió a mirar la hoja- Coello. Su apellido, al igual que el del escritor, proviene de Portugal, ¿no?

- Bueno, proviene de Jaén, aunque sí es cierto que es oriundo de Portugal, pero luego  pasó a Andalucía en el reinado de Enrique III, creo.            

En esos momentos Wesley se alegraba que le gustara la historia y que un buen día hubiera decidido investigar acerca del origen de sus apellidos. El señor Álvarez tenía una presencia que impresionaba, agravada por su despacho, propio de un doctor reconocido en el mundo académico. Su melena parecía quitarle seriedad al verdadero estudio al que sometía a los que se presentaban a la entrevista. Wesley, ya antes de entrar, se había decidido a ser él mismo. Ciertamente, si merecía que lo cogieran, debía de ser por lo que él era, y no por actuar o aparentar de otra manera. 

- Bien, vamos a profundizar más sobre el tema en cuestión. No quiero hablar de tu currículum, eso ya lo he visto-dijo el doctor Álvarez hastiado de oír como algunos de los entrevistados solo hablaban de eso como queriéndose hacer los importantes-. Yo lo que quiero es saber porque quieres hacer este doctorado.

- Porque me fascina el comportamiento humano, creo sinceramente que casi todo, por no decir todo, tiene su explicación. Cualquier conducta de un individuo viene causada por alguna circunstancia, quizás antecedentes familiares, quizás problemas sociales en las relaciones interpersonales, y muchas cosas más. Lograr averiguar el porque de todo ello tiene que ser increíble, porque además, puedes en ocasiones ayudar al individuo a solucionar sus problemas, y uno mismo puede tener un comportamiento más racional al tratar con otros individuos.

- ¿Y en que te gustaría especializarte?

- Hay muchos campos que me interesan, pero desde luego la criminología es la que más me atrae.

Capitulo 3,página 19

Capitulo 3,página 19

Marta, y muy poco a poco le fue acariciando con su dedo pulgar la cara de esta. Marta no pudo resistirse más y decidió que era hora de sellar ese momento juntando sus labios con los de Wesley.            

Wesley y Marta decidieron parar el tiempo, ajenos a la música y a la gente que los envolvía. Solo estaban ellos dos. No había ni pacientes con problemas psicológicos, ni animales a los que curar, ni amigos con los que hablar, ni siquiera cualquier inquietud que hubieran podido tener. Durante ese instante solo se tenían el uno al otro, y a nadie más. 

- Estás preciosa esta noche-dijo Wesley con ternura.

- ¿Solo esta noche?- le preguntó Marta de forma traviesa.

- Sabes muy bien la respuesta- le dijo mientras le abrazaba fuerte entre sus brazos. Ella se sintió reconfortada y protegida, mientras Wesley percibía que ella era el complemento que había estado esperando.            

La noche se hizo mucho más corta de lo que Marta y Wesley habían sospechado en un principio. La despedida fue dura y los mensajes vía móvil no tardaron en enviarse al poco de haber partido a sus respectivos hogares, como si hubiera hecho una eternidad que sus vidas se hubieran vuelto a separar.

- Menos mal que solo sois amigos-le dijo Julio a Wesley mientras le golpeaba con el codo.

- Buf, la verdad es que es una chica muy especial-le contestó Wesley.

- Hacía tiempo que se veía venir, ya era hora que dierais algún paso adelante-corroboró Sandra-. Además, que sepas que, como ya te dije hace tiempo, me cae muy bien. Su amiga Lidia es maja, pero no se ve de tan buena pasta como ella. Congeniamos bien, es divertida, es guapa y se arregla de manera que me gusta.

- No hace falta que se la vendas tanto, que ya van por buen camino-dijo Julio.

El trío rió divertido. Para Wesley era importante la opinión de sus amigos al respecto, aunque lo más relevante era lo que sentía y pensaba él. Siguieron caminando hasta llegar a la plaza Trilla, lugar donde se separaban sus caminos. Julio acompañaría a su novia que vivía más abajo en Torrent de l’Olla, cerca de donde él, que vivía en la calle Siracusa. Wesley estaba a quinientos metros de su casa, y decidió sentarse en un banco como solía hacer habitualmente. Pero esta vez no se paró a pensar en su futuro

Capitulo 3, Página 18

Capitulo 3, Página 18

Wesley se alegraba de que ya fuera viernes. Podía aprovechar el fin de semana para jugar a fútbol, salir con sus amigos, descansar y, como no, ver a Marta. Llevaba desde el jueves enfrascado mirándose el programa del doctorado y reflexionando en la entrevista que tendría el lunes y eso había hecho que no se acordara de la morena de los ojos aguamarina.            

Ese viernes habían conseguido formar un buen grupo, en total dieciséis personas. Cenaron en un chino, no porque les gustara especialmente, si no porque había suficiente espacio para todos sin haber reservado previamente mesa, y salía a un precio económico. Después fueron a bailar un rato a un local que estaba de moda en la calle Aribau. Wesley no bailaba muy bien, más si se comparaba con muchos de sus amigos, que se habían aficionado a la salsa y llevaban años de práctica. Estaba él sentado bebiéndose un tequila mientras observaba a sus amigos mover el esqueleto. Julio estaba con su novia Sandra, una chica morena de pelo rizado, ojos azules y con grácil figura, divertida y risueña pero con carácter. Esta llamaba a Wesley cuñado porque Julio y él eran como hermanos. Y entre todos ellos estaba, como no, Marta.  

Con un vestido negro que él le ayudó a elegir, se movía con soltura y alegría por el medio de la pista. Bailaba con Jandro, un tipo bonachón y regordete que vivía en el barrio de Sant Martí. Los ojos de Marta se fijaron en Wesley, y esté se quedó petrificado; pero aguantó la mirada, no debía de agacharla. Cuando acabó la canción, Marta se acercó lentamente a la barra donde estaba Wesley y le susurró al oído muy dulcemente:

 - ¿Qué haces que no bailas?

- Ya sabes que me da vergüenza y no lo hago muy bien, sobre todo la salsa. Si fuera música más cañera, aún- se excusó Wesley.

- Ya, pero un día es un día, y no todos los días se saca uno la carrera y –hizo una pausa acariciándole la mano y cogiéndosela muy lentamente para llevársela consigo- además no todos los días te lo pide una chica como yo. 

            Marta había conseguido arrastrar a un ya domado Wesley al centro de la pista y cogiéndole de la mano y la cintura, comenzó a moverse con soltura, mientras Wesley lo hacía un poco torpemente. Cuando acabó la canción, sus miradas se cruzaron fijamente; fue entonces cuando él apartó suavemente el cabello que le caía a la mitad de la cara de

Capitulo 3,página 17

Capitulo 3,página 17

comprender mejor aún el comportamiento humano. Y cierto era que también estaba interesado en la psicología criminal, pero de eso ya tendría tiempo de darse cuenta de si le gustaba y de si valía para ello.            

Después de la reunión informativa se fijaron las fechas para las entrevistas con el doctor Álvarez, y a Wesley le tocó el lunes siguiente a las once y media del mediodía. Wesley no era de los que se esperaba con antelación lo que iba a decir, pero había circunstancias en los que la ocasión lo requería, y esta era una de ellas. Su currículo era bueno, acorde con lo que se pedía. En cuanto a las preguntas que le podían realizar, era evidente que serían las típicas, como que esperaba que le aportara el doctorado a él en su carrera profesional, que rama del psicoanálisis le interesaba más o que obstáculos creía que podría tener. Lo que estaba claro también es que con la labia que tenía el señor Álvarez, no le sería suficiente cualquier respuesta. 

- Menudo partidazo, eh!-dijo Emilio.

- Sí, ha estado bien-corroboró Wesley.

- Lástima que hayamos perdido-dijo Pedro-. El tío este-dijo señalando a Wesley- pilla la pelota, mete el pepino y para adentro. Y encima al final del partido habéis tenido un poco de suerte.

- La suerte de los campeones-dijo Wesley-. Pero bueno otro partido quizás la tengáis vosotros.            

A Wesley le encantaba hacer deporte, y especialmente el fútbol. Solía jugar como mínimo una vez por semana, y creía que en muchas ocasiones la manera como se comporta uno en el terreno de juego refleja su verdad personalidad. En lo que se refería a él, era un líder dentro del terreno de juego. Su posición favorita era en el centro del campo, destruyendo y construyendo juego. Tenía una resistencia impresionante, era rápido y fuerte, poseía un buen pase y un disparo excepcional. Su defecto era que, pese a su altura y su presencia física, no se imponía en el juego aéreo. Pero era su amor propio lo que hacía que no diera un balón perdido y que se creciera y buscara la pelota cuando su equipo estaba debajo del marcador. Aunque no carecía de técnica, nunca sería un Maradona, pero en coraje y en garra no le ganaba nadie.

Capitulo 3, página 16

Capitulo 3, página 16

encargado de llevar a alumnos el primer año, y posteriormente el último, y a veces observaba con asombro como muchos de los alumnos que había tenido no habían evolucionado en tres años y eso le decepcionaba profundamente.

 

- Doctor Álvarez, el realizar estos cursos nos permitirá especializarnos en la criminología- expresó un alumno cercano a Wesley. Es una pregunta que él quería haber formulado, pero siempre intentaba esperar a que alguien se le adelantase.

- Vaya, entiendo que como se ha puesto de moda C.S.I. ahora a todo el mundo le dé por interesarse por ese campo. Sepa que poca gente vale para ese trabajo, y no lo digo por desanimarle, sino porque es la verdad. El doctorado se centra en el psicoanálisis y sí, trataremos lo que dijo Jacques Lacan sobre agresividad e introducción teórica a las funciones del psicoanálisis en criminología pero eso solo será una parte del programa. Además-dijo mirando desafiante al alumno que había realizado la pregunta-, ¿sabe usted cuales son las responsabilidades de los psicólogos forenses?

- Supongo que será lo que se ve en las películas o se oye en las noticias, ¿no?

- Va usted errado, las responsabilidades van mucho más allá. A la psicología forense pertenecen, entre otras cuestiones, la aptitud del delincuente para asumir su culpabilidad, la madurez de los jóvenes y adultos reincidentes, y la credibilidad de los acusados y los testigos. Asimismo, estos psicólogos intervienen en la ejecución de la pena, la rehabilitación de la víctima, y en la terapia y socialización de los delincuentes. Además de proveer métodos para llevar a cabo los interrogatorios y los informes policiales, delimitan los círculos de culpables por medio de sólidas hipótesis de culpabilidad, desarrollan procedimientos para la citación de las partes y actúan en los delitos de secuestro y retención de rehenes. Los psicólogos forenses también ejercen  como peritos en los juicios de Derecho de familia (especialmente en relación con la decisión sobre la tutela de los hijos de matrimonios separados), así como en Derecho laboral y social (en lo que respecta a capacidad laboral y similares). En los procedimientos por delitos de conducción (tráfico), por ejemplo, sus dictámenes son de especial significado para decidir la concesión de la licencia o permiso de conducción a una persona a la que se le ha retirado por cuestiones de embriaguez.              La explicación cortó las aspiraciones de algunos de los alumnos, y en parte también la de Wesley. Pero este no era de los que se desanimaba fácilmente. Luchador como pocos, estaba muy interesado en hacer ese doctorado, pues le ayudaría a

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Capitulo 3,página 15

Capitulo 3,página 15

Capítulo 3 

- Hola a todos, mi nombre es Enrique Álvarez, y voy a ser el doctor que llevará a cabo este curso. El Programa contempla asignaturas y seminarios, privilegiando la investigación, mediante la realización de la Tesis Doctoral. Las características curriculares del Programa posibilitan implementar diversas líneas de investigación en Psicoanálisis, desde las Teorías de las Relaciones Objetales, Teorías del Self y Teorías Interrelacionales hasta el Psicoanálisis Lacaniano. El objetivo es capacitar académica y profesionalmente en el desarrollo de líneas de investigación de relevancia; desarrollar competencias para la docencia universitaria de pre y postgrado; profundizar en teorías y conceptos psicoanalíticos, promover la revisión y actualización permanente y permitir incorporar la aproximación psicoanalítica a disciplinas de Ciencias Sociales, Humanidades y Salud. La duración del programa es de ocho semestres académicos, incluida las tesis -cogió una tiza y comenzó a escribir en la pizarra-. Los requisitos para realizar este doctorado es ser licenciado en Psicología, o bien becado de Psiquiatría, licenciado y/o magistrado en disciplinas de Ciencias Sociales, Humanidades o Ciencias de la salud. Además, los interesados que cumplan los requisitos mencionados deberán realizar una entrevista de admisión adjuntando su expediente académico. ¿Alguna pregunta?

 

            La clase restó en silencio. La apariencia del doctor era la de un hombre de unos cincuenta y tantos años, ataviado con tejanos y camisa. Lucía una melena que le hacía aparentar más joven de lo que en realidad las manos, que son las que delatan la edad de una persona, decían. Alto y con un poco de barriga, se le veía un hombre pulcro, metódico y organizado. Usaba colonia de hombre con un olor fuerte, y era de los que fumaba habanos caros.

 El señor Álvarez observaba al grupito de interesados, en total unos veinte. Sabía muy bien que solo iban a poder realizar el curso como máximo ocho personas, al menos este año, porque era el límite que tenía estipulado. Pero normalmente algunos simplemente se echaban atrás el día de la reunión informativa y posteriormente él se encargaba de hacer la criba en las entrevistas. Hacía años que no encontraba ningún alumno. Eso, sumado a la rutina, hacía que en ocasiones le pareciera todo una desidia y que hubiera perdido la ilusión que tenía cuando comenzó a dar clases. Él era el

Capítulo 2, páginas 13 y 14

Capítulo 2, páginas 13 y 14

- Pues supongo que sí.

- ¡No supongas y que sea que sí!

- Vale, vale. ¿Qué tenéis pensado?

- Pues he hablado con Julio y bueno, vendrían Sandra, Álvaro, Marcos, y demás. Dile a tu hermana si quiere venir. Iríamos a tomar algo por algún lado, si acaso podemos ir por tu barrio, así no os pilla lejos.

- Pues estaría bien, la verdad.

 

            Siguió la conversación en referencia a como le había ido la semana a ambos. Como siempre, Wesley evitó comentarle a Marta que, como cada semana, se dedicaba a cuidar de su vecino. No es que fuera algo personal, es que a parte de su familia, no lo sabía nadie. Wesley era una persona que cuando hacía algo prefería no hacer mucha publicidad, pues no quería parecer para nada pretencioso y no buscaba tampoco el reconocimiento de nadie. Lo hacía porque él era así, le gustaba ayudar a los demás y, además, le encantaban los niños. Eso sí, en cuanto podía ensalzaba a su vecino, del que decía estar enamorado.

 

            A Wesley se le pasó el tiempo rápidamente, y cuando se dio cuenta, ya eran las doce y media de la noche. Y seguían hablando. Wesley odiaba decirlo pero lo tenía que hacer:

 

- Marta, creo que es hora que nos vayamos a la cama, es tardísimo. Al menos yo tendría que hacerlo, porque si no mañana estaré muy cansado y voy a la presentación de mi doctorado en psicoanálisis.

- Pues más vale que duermas, porque suena a muermo. No entiendo como te puede gustar eso.

- Je, dejémoslo ahí porque si no empezaríamos otra discusión, ¿vale?

- Sabes que no son discusiones, sino opiniones diferentes.

- Bueno, bueno, como lo quieras llamar.

- Parezco yo la psicóloga. Buenas noches niño, ¡qué duermas bien!

- Buenas noches.

 

            Wesley se fue a dormir bastante contento. Lo peor de hablar por teléfono con alguien es que no puedes verle la cara, pero con Marta eso se agraviaba más. En fin, el fin de semana ya la vería.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres